Mejores Chalecos Salvavidas para Barcos

En la categoría Náutica tenemos diferentes artículos de los que elegimos los más destacados en su campo como lo es Chalecos salvavidas para barcos del que hemos hecho una selección al detalle para ti.

Mejor opción

Chaleco Salvavidas, Seguridad Profesional, natación,

Mejor relación calidad precio

Lalizas 71081 Chaleco Salvavidas, Unisex Adulto, Naranja, 70

Helly Hansen Sport II- Chalecos salvavida unisex, 30/40

Marinepool Chaleco Salvavidas 100 N 12402 – 7 70 – 90 kg

12skipper Chaleco Salvavidas automático 165N ISO con arnés

Lalizas chalecos salvavidas 100N, CE ISO 12042-4-certificado

Lalizas 71077 Chaleco Salvavidas, Unisex niños, Naranja, 15

Winwintom-2020 Adultos Chaleco Salvavidas Chaleco de Ayuda

YOSH Funda Impermeable Móvil IPX8 Universal 2 Unidades,

Lalizas Chico Chaleco Salvavidas, Unisex niños, Amarillo/

Chaleco Salvavidas, Seguridad Profesional, natación,


Chaleco Salvavidas, Seguridad Profesional, natación, Chaleco Salvavidas, Chaleco, Chalecos de Seguridad con Silbato para Deportes acuáticos, Deriva, Surf, Naranja

Lalizas 71081 Chaleco Salvavidas, Unisex Adulto, Naranja, 70


Lalizas 71081 Chaleco Salvavidas, Unisex Adulto, Naranja, 70-90 kg

Helly Hansen Sport II- Chalecos salvavida unisex, 30/40


Helly Hansen Sport II- Chalecos salvavida unisex, 30/40

Marinepool Chaleco Salvavidas 100 N 12402 – 7 70 – 90 kg


Marinepool Chaleco Salvavidas 100 N 12402 – 7 70 – 90 kg

12skipper Chaleco Salvavidas automático 165N ISO con arnés


12skipper Chaleco Salvavidas automático 165N ISO con arnés, Rojo

Lalizas chalecos salvavidas 100N, CE ISO 12042-4-certificado


Lalizas chalecos salvavidas 100N, CE ISO 12042-4-certificado (2. Por niños – peso 15-30 kg)

Lalizas 71077 Chaleco Salvavidas, Unisex niños, Naranja, 15


Lalizas 71077 Chaleco Salvavidas, Unisex niños, Naranja, 15-30 kg

Winwintom-2020 Adultos Chaleco Salvavidas Chaleco de Ayuda


Winwintom-2020 Adultos Chaleco Salvavidas Chaleco de Ayuda Kayak Esquí Flotabilidad Barco de Pesca Deporte acuático (Azul, M)

YOSH Funda Impermeable Móvil IPX8 Universal 2 Unidades,


YOSH Funda Impermeable Móvil IPX8 Universal 2 Unidades, Bolsa para Móvil Estanca a Prueba de Agua para iPhone 12 Pro MAX 11 XR X 8 7 Galaxy Note 20 S20 Xiaomi Poco X3 Huawei Mate40 Pro hasta 7»

Lalizas Chico Chaleco Salvavidas, Unisex niños, Amarillo/


Lalizas Chico Chaleco Salvavidas, Unisex niños, Amarillo/Azul, 10-20 kg

Los mejores chalecos salvavidas en 2021

Te encanta estar en el agua, ya sea haciendo kayak, remando, navegando o haciendo snorkel, pero como seguramente sabes, la seguridad es lo primero. Y de eso es precisamente de lo que vamos a hablar en esta guía de compra, de los chalecos salvavidas.

Un chaleco salvavidas o Life Vest es imprescindible cada vez que salgas al agua. Y punto.

Y la simple razón de que proporciona una fiabilidad fantástica y puede salvar su vida sin ninguna exageración.

Algunos chalecos salvavidas son más baratos y vienen con menos características, otros son más caros y por lo tanto están diseñados con mayores características. No importa el caso, en esta guía encontrarás algunos de los mejores chalecos salvavidas de gama baja y de gama alta en cuanto a precio.

Podrás relajar tu mente, sabiendo que esta guía te proporcionará todo lo necesario que debes tener en cuenta a la hora de comprar un chaleco salvavidas.

Sin más preámbulos, vamos a sumergirnos en ello:

Chaleco Salvavidas

Un chaleco salvavidas es una pieza esencial del equipo de seguridad que debe incluirse en todas las embarcaciones grandes y pequeñas, comúnmente conocido como PFD (dispositivo de flotación personal), vienen en una gama de tamaños, incluyendo chalecos salvavidas para niños, y proporcionan una flotación adecuada para mantener a toda la familia segura.

Los PFD se presentan en una gama de índices de flotabilidad para ayudarle a seleccionar el correcto para su uso previsto. Ya sea que necesite un PFD para su próximo viaje de pesca o simplemente para ayudar a mantenerse seguro en un Kneeboard, tenemos la gama que se adapte a su diversión y a su familia.

El nivel 50 es perfecto para el uso en aguas tranquilas, y proporciona comodidad y maniobrabilidad, los niveles 50 son chalecos salvavidas diseñados especialmente para el Wakeboard o el esquí acuático. Los PFD de nivel 100 vienen con una mayor flotación, un collarín incorporado, y son un requisito mínimo a la hora de aventurarse en aguas abiertas.

Chalecos salvavidas y PFDs: Cómo elegir el ajuste correcto

Chalecos salvavidas, chalecos de esquí… son todos nombres comunes para los PFD, o dispositivos personales de flotación. Su función, como sus nombres indican, es mantener al usuario vivo y a flote en caso de que acabe inesperadamente en el agua o decida participar en deportes acuáticos como el esquí o el wake surf. Aunque el objetivo sea sencillo, los estilos de chaleco salvavidas, el ajuste y el método de uso pueden afectar a si el PFD cumple su función.

A continuación se ofrece una guía para seleccionar, ajustar y utilizar diversos chalecos salvavidas y PFD.

Cómo elegir el chaleco salvavidas adecuado

  • Seleccione el tipo adecuado en función de la actividad o de las condiciones de navegación.
  • Compruebe que le queda bien.
  • Examine los requisitos de talla y peso indicados.
  • Asegúrese de que el chaleco salvavidas esté en buenas condiciones: busque agujeros y desgarros.
  • No olvide ponérselo.

chalecos salvavidas

Seleccione el tipo de chaleco salvavidas adecuado

Los dispositivos de flotación personal vienen en varios tipos, y lo ideal es elegir el que mejor se adapte a su actividad o a las condiciones de navegación.

Los chalecos de tipo I ofrecen la mayor flotabilidad (más de 20 libras, o 9 kg aprox.) y están diseñados principalmente para su uso en alta mar. Son voluminosos pero tienen la clara ventaja de poner a una persona inconsciente boca arriba en el agua.

Los chalecos de tipo II también están diseñados para poner a una persona inconsciente boca arriba en el agua. Ofrecen un mínimo de 15,5 libras de flotabilidad y suelen elegirse para excursiones en barco cerca de la costa. Aunque no están precisamente de moda, su precio económico y su construcción a menudo sencilla hacen que los chalecos salvavidas de tipo II sean desde hace mucho tiempo los favoritos de los navegantes que buscan satisfacer los requisitos de seguridad vigentes.

Los chalecos de tipo III también ofrecen 15,5 libras de flotabilidad. A menudo denominados «chalecos de esquí», su estilo cómodo y ajustado los convierte en una excelente opción para los deportes acuáticos, así como para el uso general de los pasajeros. Los chalecos de tipo III suelen tener una entrada frontal y una hebilla, o un cierre de hebilla y cremallera. El inconveniente de los chalecos de Tipo III es que están diseñados para usuarios conscientes con una posibilidad inminente de rescate; un chaleco de Tipo III no garantiza que un usuario inconsciente quede boca arriba en el agua. Los dispositivos de flotación personal de tipo IV se denominan «arrojadizos» y suelen tener la forma de un anillo o cojín plano que puede lanzarse a una persona que cae inesperadamente al agua.

Los PFD de tipo IV están diseñados para que el usuario los sujete, en lugar de llevarlos puestos. Ofrecen un mínimo de 16,5 libras de flotabilidad. ¿Un consejo? Aunque algunos puedan parecerlo, no utilices un dispositivo de lanzamiento designado como cojín de asiento. Con el tiempo, esta práctica degradará la espuma y reducirá la cantidad de flotación.

Los chalecos de tipo V son PFD de uso especial, a menudo combinados en abrigos de flotación, chalecos de rafting, incluso arneses de vela. Deben usarse sólo para el fin al que están destinados.

Compruebe el ajuste adecuado

Una vez que haya seleccionado el tipo de PFD adecuado para sus condiciones y/o actividad, asegúrese de que está en buenas condiciones, sin agujeros ni roturas, y que se ajusta correctamente. Un chaleco demasiado grande puede resbalar del usuario. Uno demasiado pequeño podría no ofrecer suficiente flotabilidad para mantener al usuario a flote.

1.- Busque el etiquetado del fabricante que detalla la talla y el peso al que está destinado el chaleco.
2.- Una vez que tengas la talla adecuada, ponte el chaleco, abróchate los cierres (hebillas, cremalleras, etc.), luego levanta los brazos por encima de la cabeza y pide a un amigo que agarre la parte superior del chaleco por encima de las aberturas de los brazos y tire hacia arriba.
3.- Lo ideal es que la chaqueta no suba más que la barbilla del usuario. Si sube tanto como las orejas, es demasiado grande y podría resbalar en el agua; reduce la talla para conseguir el ajuste adecuado.
4.- No pase por alto la correa de la entrepierna que se encuentra en los chalecos salvavidas diseñados para niños pequeños. Esta correa adicional va entre las piernas, desde la parte trasera del chaleco hasta la parte delantera, y ofrece una mayor garantía de que el chaleco no se subirá ni se deslizará sobre la cabeza del niño.

No te olvides de llevar chalecos salvavidas para niños

No cometas el error tan común de tener un chaleco salvavidas para cada pasajero a bordo, pero tener esos chalecos guardados en un lugar de difícil acceso. Los accidentes pueden ser raros, pero ocurren, y cuando lo hacen, suelen suceder rápidamente. En la mayoría de los casos, ocurren demasiado rápido para encontrar y ponerse un chaleco salvavidas. Según expertos del tema, el ahogamiento es la causa de muerte en la gran mayoría de los accidentes de navegación de recreo. De esas muertes, más del 80% de las víctimas fueron encontradas sin llevar un chaleco salvavidas.

Por eso, el mejor chaleco salvavidas disponible puede ser el que usted esté dispuesto a llevar…cada vez que salga al agua.

¿Le preocupa que un chaleco salvavidas le apriete y le dé calor en un día caluroso de verano? Pruebe la comodidad y la libertad que proporcionan los chalecos salvavidas hinchables con tirantes. En su estado no inflado, el volumen es mínimo. En el extremo opuesto del espectro, los chalecos «flotantes» combinan la flotación con el aislamiento de una chaqueta cuando hace frío. Son los favoritos de los aficionados a la pesca.

Mantenimiento del chaleco salvavidas

Se recomienda comprobar la flotabilidad de cada chaleco al menos una vez al año. Los chalecos que se hayan anegado, tengan fugas o incluso estén descoloridos, deben ser sustituidos.

Asegúrese de comprobar si a sus hijos se les han quedado pequeños los chalecos salvavidas antes del comienzo de la temporada de navegación. Los chalecos salvavidas de calidad pueden ser la mejor inversión que puede hacer como navegante.

¿Qué tipo de PFD (chaleco salvavidas) necesito?

Esto depende en gran medida del tipo de navegación que disfrutes. A continuación se muestra una lista de actividades acuáticas comunes y los PFD que recomendamos para cada una de ellas.

Recreativo

Las embarcaciones a motor y los veleros que navegan en aguas relativamente tranquilas y cálidas deben estar provistos de chalecos salvavidas que proporcionen comodidad y libertad de movimiento. Recomendamos un chaleco con cinturón o de navegación diurna, o un inflable para la costa que pertenezca al tipo III.

Esta categoría incluye muchas opciones en términos de estilo, ajuste y despliegue. Un PFD de Tipo II podría funcionar para los navegantes de recreo, pero tenga en cuenta que son más voluminosos y restringen los movimientos. Si piensa pasar muchos días en el agua, opte por la opción más cómoda que no le produzca rozaduras.

Deportes acuáticos

Actividades como el wakeboarding, el esquí acuático, ser remolcado en un tubo inflable y conducir una moto acuática presentan un riesgo de entrada repetida en el agua a gran velocidad. Los chalecos salvavidas para deportes acuáticos deben permanecer intactos y bien sujetos al cuerpo.

Los chalecos con cinturón, con tres o cuatro cinturones fuertes que rodean el torso, son los más adecuados porque no se arrancan fácilmente, incluso cuando se pierde el control a gran velocidad. Busca chalecos que lleven la indicación «deportes acuáticos» en la etiqueta, y asegúrate de que puedan ajustarse a la perfección.

Navegación diurna

La navegación en embarcaciones pequeñas requiere de un Chaleco Salvavidas para barco que se ajuste al cuerpo y que maximice la libertad de movimiento. El estilo preferido tiene un cierre de cremallera y está hecho de espuma suave y flexible.

Los chalecos de navegación diurna suelen tener un diseño articulado, con tiras de espuma insertadas en canales que permiten que el chaleco se flexione y envuelva cómodamente el torso. Las sisas grandes ofrecen una mayor libertad de movimiento, pero pueden permitir que el chaleco se suba cuando está en el agua, por lo que es importante que se ajuste bien.

Si navega en una embarcación auxiliar o en un catamarán de playa, es posible que su chaleco salvavidas deba llevarse con un arnés de trapecio, así que llévese el arnés cuando compre un nuevo chaleco salvavidas. Los chalecos de Day Sailing son una buena opción para una variedad de estilos de navegación, excepto para los deportes acuáticos de alta velocidad.

Pesca

Los chalecos de pesca incluyen bolsillos incorporados para acomodar a los pescadores que suelen llevar una colección de señuelos, líderes y otros equipos. Los pescadores con embarcaciones de alta velocidad requieren chalecos diseñados para sobrevivir a los impactos de alta velocidad.

Por ello, existen dos tipos distintos de chalecos de pesca: los que tienen bolsillos para guardar cajas de señuelos, aperitivos o herramientas de pesca, y los que tienen cinturones anchos que los rodean.

El segundo estilo es similar a los PFD para deportes acuáticos y puede ajustarse para que el chaleco se mantenga en su posición durante la entrada en el agua a alta velocidad.

Navegación en alta mar

Los chalecos de alta mar proporcionan mucha flotabilidad, libertad de movimiento y, normalmente, un arnés de seguridad que el usuario ata a los cabos para mantenerse conectado a la embarcación. En el pasado, los navegantes de alta mar elegían entre un chaleco salvavidas y un arnés de seguridad, ya que se consideraba que ambos elementos interferían entre sí.

Hoy en día, los chalecos salvavidas hinchables con arneses integrados ofrecen un alto nivel de seguridad en un solo producto. Los PFD de alta mar equipados con infladores hidrostáticos Hammar o Halkey Roberts V95000 requieren una inmersión completa antes de que se produzca el inflado.

Ninguno de los dos se inflará debido a las salpicaduras, la lluvia o la humedad. Los chalecos de la serie gama Crewfit sólo se inflan cuando se sumergen.

Existen opciones de inflado manual y automático. Prácticamente todos los modelos de la categoría Offshore Sailing tendrán 35 libras de flotabilidad similares y un arnés que cumple con las normas de la Federación Internacional de Vela (ISAF).

Recomendamos que los navegantes a motor de alta mar tengan también uno o dos de estos chalecos a bordo. Nunca se sabe cuándo puede ser necesario aventurarse en una cubierta resbaladiza en condiciones difíciles, tal vez para preparar el ancla o para asegurar un bote que se ha soltado.

Potencia en alta mar

La navegación en alta mar requiere chalecos salvavidas de alta flotabilidad diseñados para aguas bravas.

Aunque las posibilidades de acabar por la borda son mucho menores en un arrastrero con caseta de pilotaje cerrada, la tripulación debe llevar siempre chalecos salvavidas inflables de alta flotabilidad cada vez que salga a cubierta.

Si un miembro de la tripulación cae por la borda, el tiempo de rescate puede ser largo, el agua puede estar fría y el mar agitado.

Deportes de remo

Los piragüistas, los kayakistas y los balseros de aguas bravas necesitan chalecos salvavidas que combinen libertad de movimiento y protección.

Se han desarrollado muchos chalecos salvavidas especializados para nichos de mercado y diferentes estilos de remo, así que asegúrese de probar diferentes modelos etiquetados para deportes de remo.

La mayoría de los chalecos tienen grandes agujeros para los brazos, para que haya libertad de movimiento y se reduzcan las rozaduras al remar.

Los kayakistas pueden necesitar chalecos con cinturas altas que no interfieran con un faldón antirociones. Los chalecos inflables con cinturón en la cintura son populares entre los practicantes de stand-up paddle.

Esta opción, aunque permite el 100% de libertad de movimiento, es sólo para nadadores competentes, ya que requiere que el usuario se ponga el chaleco manualmente mientras está en el agua.

Buques comerciales

Las embarcaciones comerciales deben tener tipos específicos de chalecos salvavidas a bordo para ser legales.

Ofrecemos una gama de chalecos salvavidas de tipo I y modelos homologados, pero no recomendamos su uso en embarcaciones de recreo.

Los dispositivos de tipo I, debido a su volumen, no son prácticos para las actividades de navegación de recreo y requieren espacio adicional para su estiba.

Sin embargo, si usted opera un barco de pesca comercial que está obligado a tener chalecos de tipo I a bordo, West Marine lo tiene cubierto.

Otras características a tener en cuenta

A continuación se indican otros atributos o aplicaciones de los chalecos salvavidas que afectan a sus requisitos de rendimiento.

Protección contra la hipotermia
Si usted navega en climas fríos, debe comprender la importancia de la protección contra la hipotermia. La inmersión en agua fría reduce rápidamente la temperatura central del cuerpo, lo que provoca un gran deterioro de las capacidades físicas y mentales. Incluso una inmersión de cinco minutos en agua de 50°F puede perjudicar su capacidad para subir una escalera, coger un sedal o pisar el agua. Además de la ropa de protección, como los monos de exposición, los trajes de inmersión, los trajes de neopreno y los abrigos de flotación, un chaleco de tipo III bien ajustado también puede retrasar la aparición y reducir los efectos de la hipotermia. Los chalecos de alta flotabilidad, como los inflables de alta mar, permiten que el usuario adopte la postura de reducción del escape de calor (HELP), que puede duplicar el tiempo de supervivencia al reducir la pérdida de calor hacia el agua.

Máximo francobordo
La tripulación que ha caído por la borda puede quedar inconsciente, ya sea por una lesión o por hipotermia. En este caso, los chalecos hinchables de alta flotabilidad o de tipo I son la mejor opción. Estos chalecos están diseñados para enderezar a una víctima inconsciente boca arriba en el agua y con su flotabilidad extra aumentan el francobordo de la víctima, que es la distancia desde la superficie del agua hasta su boca.

Niños
Los bebés y los niños pequeños son difíciles de mantener flotando en posición boca arriba, y a veces protestan cuando llevan un PFD. Francamente, pensamos que navegar con bebés no es una muy buena idea si hay alguna probabilidad de que el bebé acabe en el agua. A medida que los niños crecen y se familiarizan con el agua, se sienten como en casa a bordo. Hay muchas opciones de PFD bien ajustados que proporcionan estabilidad y flotabilidad.

Los que hemos tenido que sacar a nuestros hijos del agua apreciamos los collares de flotación detrás de la cabeza diseñados para los niños más pequeños. Estos vienen de serie con una correa de agarre y correas en la entrepierna. Le recomendamos encarecidamente que pruebe el chaleco salvavidas que elija para su hijo con antelación en un entorno seguro, como una piscina, para que usted y su hijo se familiaricen con las características del dispositivo. Asegúrese de revisar la tarjeta «Información importante sobre los chalecos salvavidas para niños» que se suministra con estos dispositivos.

Seguridad en el agua

Lleve siempre a bordo el equipo de seguridad exigido por el gobierno federal, es decir, chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera. Si selecciona dispositivos no aprobados, asegúrese de que los respalda con lo que exige la ley.

Si tiene un SOSpenders, Crewfit o West Marine inflable más antiguo y no homologado, llévelo con confianza hasta que termine su vida útil (unos 10 años). Si tiene chalecos salvavidas en su inventario que deben ser usados para ser contados, respáldelos con chalecos salvavidas aprobados por los guardacostas para que nunca le sorprendan sin ellos y sufra una costosa multa.

Establezca normas a bordo de su embarcación que definan cuándo deben llevarse los chalecos salvavidas y predique con el ejemplo. La mayoría de los estados exigen que los niños lleven siempre un chaleco salvavidas. Cuando no existe una ley estatal, la ley federal exige que los niños de 13 años o menos lleven siempre uno. Tal vez la misma ley debería aplicarse a los padres, ya que habría muchas menos muertes en la navegación si siempre llevaran uno.

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos, promedio: 5,00 de 5
Cargando...